jueves, 4 de julio de 2013

Brevísimo comentario sobre Ramoncín


Estas breves líneas no son para comentar la carrera musical de Ramoncín (el rey del pollo frito), sus comienzos en el rock'n roll clásico, su usurpación, según Jerónimo Ramiro, de canciones del grupo WC para su primer disco troleando al propio Jero (actualmente en Santelmo, ex-Santa, ex-Saratoga, uno de los mejores guitarristas de rock de España), ni para comentar sus históricos acercamientos al mundo proetarra durante la década de 1980, ni para comentar su defensa a ultranza de las prácticas mafiosas de la SGAE. Solo escribo para comentar una frase suya, una idea suya, de la que están aquejados, por desgracia, muchos españoles de su generación y posteriores:
Estoy a favor del derecho a decidir en Cataluña y en cualquier otra comunidad que lo plantee.
Esto lo dijo en el programa de televisión de 13tv Queremos opinar. Bien, hay que ser muy breve:

1) Como dijo Harry el sucio, las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene una.

2) Si Ramoncín está a favor de que un grupo de españoles censados en unos municipios de una región determinada puedan decidir sobre la unidad de España sin contar con el resto de españoles, y Ramoncín cree que eso es ser demócrata, progresista, liberal -generoso- y de "izquierdas", está muy equivocado. Como muchos otros que no han superado la Transición, Ramoncín se coloca así en el campo de la derecha política, pues la decisión última sobre la unidad de España, poderes internos y externos aparte, correponde legítimamente a toda la nación española, su parte viva (el pueblo) el cual hereda un legado histórico que ha de preservarse hacia el porvenir.

3) La defenestración social de Ramoncín es intrínseca a su persona. Quizás tenga una personalidad autodestructiva. Si acaba dándose la mano con el criptofascista Santiago Espot, es que algo no va bien en la conformación cultural de Ramoncín.