martes, 26 de agosto de 2014

La hipocresía de la derecha españolista (2008)


Artículo publicado en el blog de Wordpress de Izquierda Hispánica en el 2008:



Resulta curioso cómo la derecha españolista defiende la unidad de España y al mismo tiempo aplaude el neofeudalismo en el Tibet. ¿ Por qué ? Muy sencillo, por su anticomunismo atroz, por su seguidismo de Estados Unidos -¿ acaso no ven que es precisamente Estados Unidos el más interesado en promover todos estos movimientos separatistas, desde al Dalai Lama hasta a los burgueses de Santa Cruz, desde los albanokosovares o los chechenos hasta los nacionalistas vascos ?- por su falta total de criterio a la hora de entender la realidad mundial y por su cerrazón política, anclada en los mismos conceptos de la Guerra Fría desde hace más de 30 años.

Está bien que recordemos a algunos hipócritas que han defendido la “causa tibetana” como un “pueblo que busca su libertad”:

- Cadena Cope, de la Conferencia Episcopal Española.

- ABC, diario monárquico conservador.

- El Mundo, diario neoliberal.

- La Razón, periódico conservador.

- El Imparcial, diario liberal-conservador.

- Onda Cero Radio.

- Libertad Digital, medio digital neoliberal.

- Instituto Juan de Mariana, think tank neoliberal.

- Liberalismo.Org, web liberal-conservadora.

- El Manifiesto, medio digital neofascista (aquí está el ex-Bases Autónomas, ex-CEDADE, José Javier Esparza).

Todos estos medios de la derecha españolista, de distintas ideologías (desde los neoliberales hasta el neofascismo, y demás) han vuelto una vez más a demostrar su hipocresía con respecto a la República Popular China y su unidad como Nación Política.

Izquierda Hispánica afirma tajantemente que defenderá siempre tanto la unidad de la nación política española como la unidad de la nación política china. Así como también defenderemos siempre la unidad de Bolivia, la unidad de Venezuela, la unidad de Chile, la unidad de Argentina, la unidad de Bélgica, la unidad de Rusia y de muchas otras naciones políticas con problemas neofeudalistas.

Asímismo es bueno que jamás olvidemos a estos hipócritas que no son capaces de ver que el neofeudalismo es un problema global. Y que los separatismos son el gran cancer humano de principios de siglo. Cancer que no es otra cosa que producto del desarrollo de la globalización capitalista.

Hipócritas.