viernes, 29 de agosto de 2014

Un análisis de los partidos políticos de la derecha no alineada neofascista en España (2008)


Enlace original aquí:





Con tanta campaña electoral bipartidista a más no poder y con los partidos neofeudalistas exprimiendo sus malas artes (se presentan unos cuantos a las elecciones: Esquerra Republicana de Cataluña, Partido Nacionalista Vasco, Convergencia y Unión, Comuneros, Coalición Canaria, Tierra Comunera, Aralar, Eusko Alkartasuna, Partido Comunista de los Pueblos de España, &c.), algo inquietante ha pasado desapercibido para muchos, y es necesaria una reflexión.

Después de escribir el artículo “¡ Fascista !”, una broma sobre el uso indiscriminado que se hace de esa palabra sin reflexión alguna sobre qué fue y qué queda hoy del fascismo en el mundo, comenté a un compañero medio en broma medio en serio que de tanto mentar a la bestia al final esta acabaría apareciendo.

Y así es. De entre los partidos que se presentan a las elecciones generales españolas, este domingo 9 de marzo, 13 son partidos neofascistas españolistas. Cuando digo españolistas me refiero a que toman la idea de nación española en sentido primordialista, es decir, como si fuese algo eterno desde el principio de los tiempos, cuando eso es mentira. Y entre esos partidos neofascistas encontramos de todos los tipos aborrecibles e imaginables:

Partido Familia y Vida (Integristas católicos)

Movimiento Católico Español (Neofranquistas; partido presidido por José Luis Corral, creador de Acción Juvenil Española, un señor acusado por la Fiscalia de Menores de la Comunidad de Madrid, España, por adoctrinar políticamente a jóvenes de 14 años -cierto que no es el único, pero cierto también que es uno de los casos más demenciales-)

Frente Español (Neofascistas, muy cercanos al ultra francés Jean Marie Le Pen; una coalición de partidos ultras españolistas que tiene entre sus filas al asesino yonki Ricardo Sáenz de Ynestrillas)

Comunión Tradicionalista Carlista (Reaccionario)

Falange Española de las JONS (Nacional-Sindicalista)

Alternativa Española (Ultraconservadores católicos)

Alianza Nacional (Nazifalangistas)

Democracia Nacional (Nazifalangistas; un partido político muy relacionado con bandas de skinheads neonazis españolistas, e implicado en multitud de agresiones violentas callejeras a inmigrantes, homosexuales y militantes de partidos de izquierdas varias, además de crímenes como el asesinato de Carlos Palomino)

Falange Auténtica (Nacional-Sindicalista; partido político muy mimado por el antiespañol Fernando Sánchez Dragó, señor que, hay que recordar, fue tiltado por la Antidefamation League de Estados Unidos en la década de 1990 como “ideólogo del fascismo español“)

Centro Democrático Español (Ultraconservadores católicos)

España 2000 (Nazifalangistas; partido ultra españolista presidido por José Luis Roberto Navarro, conocido organizador de combates clandestinos e ilegales deValetudo, tiene relación con el tráfico de drogas y es abogado de la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne, es decir, la patronal española de la prostitución)

Partido Carlista (Reaccionario, con tendencia al neofeudalismo)

Nación y Revolución (los más novedosos y radicales, de ideología cláramente neonazi; se declaran a la vez españolistas y revindicadores de la “Madre Patria Europa“; la Comunidad Autónoma de Madrid, en virtud de la democracia coronada en que vivimos, permitió un mitin suyo en el barrio madrileño de Lavapiés, de amplia población inmigrante, lo que provocó una batalla campal entre la Policía y grupos antifascistas)

Resulta peligroso e inquietante que hayan florecido tantos partidos de la extrema derecha españolista y que se presenten a las elecciones. Y es lamentable que se permita el actuar de grupos neofascistas, los cuales, y es un secreto a voces, están financiados por mafias varias, por diversos empresarios españoles y extranjeros y tienen contacto con grupos neofascistas y neonazis de todo el mundo. Lo triste es que, como ya hiciese el dictador Franco, la ultraderecha españolista se apropie del nombre de España y lo manchen con su ideario xenófobo, racista y pequeñoburgués.

¿ Cómo plantarles cara ? ¿ Cómo evitar un posible futuro auge del neofascismo españolista ? Izquierda Hispánica propone recuperar la idea de España desde una izquierda revolucionaria nueva, darle la vuelta del revés a la idea de Hispanidad (la mayoría de estos grupos son europeístas y odian a los hispanos) y siendo implacable en su crítica radical al españolismo rancio y racista de estos partidos repletos de cocainómanos. También es necesario que esta nueva izquierda revolucionaria sea materialista y marxista, que abomine del idealismo y se posicione radicalmente en contra del espiritualismo y del pensamiento irracional.

Debemos organizarnos ya, antes de que pueda resurgir la bestia… de tanto mentarla sin reflexión alguna.