martes, 2 de septiembre de 2014

De cuando Pablo Iglesias (Podemos) y sus discípulos le hicieron la campaña electoral a Rosa Díez (UPyD) (2008)


Esto escribí. Merece también la pena leer los comentarios en el enlace:





Los medios burgueses españolistas -pro PP y algunos socialfascistas pro PSOE- han dicho que eran jóvenes de “extrema izquierda“. Pero en Izquierda Hispánica sabemos perféctamente de qué palo va esta gentuza.

Son sobre todo izquierdistas indefinidos fundamentalistas neofeudalistas -proetarras, proseparatismo catalán, pro-Al Qaeda, pro-Tibet y pro-Kósovo(pongamos la tílde en la primera o, pues es la pronunciación serbia), dueños de un negocio privado anarcocapitalista llamado “Puesto de Chuches” que tienen tomada la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología desde hace más de seis años, con la complacencia de buena parte del profesorado, empezando por el rector Francisco Aldecoa y por Carlos Berzosa, entre otros lumbreras del saber. A través de este negocio anarcocapitalista -no pagan impuestos, sus trabajadores no están dados de alta en la Seguridad Social y no admiten la competencia (famoso es el episodio en que varios matones neofeudalistas fueron a agredir a unos miembros de laAsociación RQTR de gays y lesbianas de la Facultad porque vendían las bebidas más baratas en otro puesto durante una fiesta universitaria)- financian parte de sus actividades reaccionarias y criminales. Hoy, sin saberlo, acaban de hacerle un gran favor a Rosa Díez. Y en Izquierda Hispánica nos alegramos de ello, porque además es bueno que el resto de la nación española y de la Hispanidad, y del resto del mundo que nos lee -como se puede comprobar en el mapa de la bitácora abajo a la derecha- se sepa de una vez por todas qué clase de gente es dueña absoluta de la Facultad de Políticas. Una facultad donde las amenazas, las palizas a bedeles, la extorsión, la indiferencia de todos los que allí conviven y otras cosas más ridículas (como el ver perros paseando por los pasillos de la Facultad; como todo el mundo sabe, llevar perros a un edificio público es de “izquierdas) campan a sus anchas.

En fín, esto es lo que ocurrió:

Más de 50  jóvenes neofeudalistas y de la izquierda indefinida fundamentalista han tratado de impedir que la portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, pronunciara una conferencia este martes a mediodía en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid.

Al grito de “Fascistas fuera de la universidad” (sic), Díez era recibida por un grupo de jóvenes que bloqueaba la entrada principal del edificio, lo cual la obligó a entrar por una puerta secundaria. Finalmente, la política pudo dar su conferencia en la sala prevista, donde sólo se oyeron algunos gritos o bocinazos procedentes del exterior. También gritaron “Rosa kamporá” (Rosa fuera en español, ya que hablaban en neolengua vascuence creada por el racista Sabino Arana). También un individuo agredió sexualmente a una mujer militante de UPD que llevaba una pegatina en el hombro y otra en el abrigo, ya que el neofeudalista perroflauta la tocó un pecho repetidas veces para intentar quitarla la pegatina de su partido.

Luego, Díez abandonó la facultad escoltada por una veintena de policías. Con este altercado ya son tres las políticas increpadas en una universidad en los últimos días. El lunes, jóvenes neofeudalistas catalanes impidieron una conferencia de la candidata electoral del PP Dolores Nadal en la Universidad Pompeu Fabra, en Barcelona. La semana pasada, la líder del PP vasco, María San Gil, fue insultada en la Universidad de Santiago de Compostela por neofeudalistas gallegos.

LA IZQUIERDA HISPÁNICA SERÁ LA TUMBA DEL NEOFEUDALISMO