lunes, 15 de septiembre de 2014

Sobre las elecciones a la Comunidad Autónoma de Madrid, el PSOE y CCOO, el 27 de mayo de 2007


Enlace original:





Ante mí tengo la portada del número 113 de Madrid Sindical, periódico de la Unión Sindical de Madrid Región de Comisiones Obreras (Cecé o ó, como diría Urdaci). ¿ Qué me encuentro en la portada del mismo ? Lo siguiente:

120 propuestas para 120 diputados

EL 27, TU VOTO DECIDE

La Comunidad de Madrid es la que menos invierte en educación de toda España y la penúltima en gasto sanitario. Para CC.OO. es fundamental la participación y la movilización del voto ante el dilema electoral de ¿ servicios públicos o negocios privados ? “

Sin entrar aquí en de dónde sacan los datos esta gente sobre el gasto en educación en Madrid, ¿ cómo es posible que contrapongan “servicios públicos” con “negocios privados” ? ¿ Acaso no saben que los servicios públicos, en realidad, y a pesar de ser sufragados gracias a impuestos, son privados del Estado, y que sólo él es propietario de los mismos ? Nos encontramos ante una clara maniobra para engañar a la gente y llamarles al voto. ¿ Pero de quién ?

Luego leo:


Los trabajadores debemos movilizar nuestro voto porque sabemos que la sociedad está condicionada por las decisiones políticas

Con una cara de seriedad pasmosa, este sindicalista de Estado del Bienester, portavoz del proletariado del Mercado Pletórico, nos dice que el voto de los “trabajadores” debe movilizarse porque la sociedad está condicionada por decisiones políticas. Y el voto mayoritario a una opción partidista de la democracia homologada es una decisión política. ¿ Pero no se han parado a pensar que el voto de los trabajadores en la Comunidad de Madrid, mayoritariamente, va al PP ? ¿ De dónde saca entonces Gallardón o Esperancita Aguirre la mayoría absoluta ? ¿ De las señoras con abrigos de bisón del Barrio de Salamanca, enriquecidas primero por Franco y después por Tierno Galván, más las gestiones de todos los alcades sucesivos, tanto de PSOE como de PP ? ¿ Quién es él para hablar en nombre de los trabajadores, ocultando un mensaje púramente conservador ?

Pero aún hay más:

El Consejo Regional de CC.OO. de Madrid ha aprobado 120 propuestas para la próxima legislatura. Las propuestas se articulan en torno a 12 ejes fundamentales para el sindicato: la estabilidad en el empleo; la siniestralidad; la igualdad de oportunidades; la política industrial; la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación; la política fiscal; la enseñanza pública; la sanidad pública; el equilibrio territorial y el medio ambiente; la vivienda; el transporte, y el fortalecimiento de las instituciones públicas

Propuestas que sólo podrán cumplir, por cierto, estos señores que también aparecen en portada de este periódico:


El 27M nos jugamos nuestros derechos como ciudadanos

(Supongo que, bajo el punto de vista de este señor, que debería haber dimitido de su cargo tras lo de Tamayo y Saez, el PP lo que quiere es convertir a los madrileños es súbditos, en siervos de la gleba; también es digno de reseñar ese empeño reciente de los progres en utilizar la palabra “ciudadanos” tras la aparición de aquel partido en Cataluña; al final conseguirán desvirtuar el significado de la misma, como hacen con todo)


Creo que es posible hacer entre todos un Madrid más justo

(¿ En ese “todos” entran los votantes, simpatizantes y militantes del PP ? ¿ O en las partes de ese “todo” no se contempla a esos infraseres liberales con una gaviota en su anagrama de partido ? ¿ Quién se beneficia de toda esta palabreria insustancial ? Pues la respuesa arriba a la derecha de la portada del periódico:)

Iñaki Gabilondo / Conferencia en la Fundación de Estudios de CC.OO. de Madrid:

La crispación busca la abstención del centro izquierda

Toma ya. CC.OO. defiende la movilización popular de la clase obrera, a la que presuponen de centro-izquiera (¿ liberales por tanto ?), y para ello cuentan con la inestimable ayuda “solidaria” -cómo no- de este sicario informativo de Jesús de Polanco, que como todo el mundo sabe, es el capitalista amigo de los trabajadores. Una versión en el siglo XXI de filántropos como Andrew Carnegie oAugustus Juilliard.


Para esto valen los sindicatos ahora. Por cierto, la CNT no ha recibido aún el patrimonio histórico que reclaman (tanta memoria histérica para al final sólo beneficiar a los amigos de la clase dominante zapateril y polanquista). Pero bueno, la CNT no es nada.