lunes, 28 de diciembre de 2015

Sobre el libro "Atravesando el desierto", de Miguel Manzanera Salavert


Publicado en Crónica Popular:

http://www.cronicapopular.es/2015/12/sobre-el-libro-atravesando-el-desierto-de-miguel-manzanera-salavert/




Hablar de El Viejo Topo es hablar de la editorial marxista más prestigiosa en lengua española, con un espectacular catálogo de autores y obras que, a día de hoy, sirve de referencia inexcusable para tratar de escudriñar los meandros del mundo que nos toca vivir.

Tanto Miguel Riera, su director, como el responsable de la colección sobre temas iberoamericanos, Víctor Ríos, han permitido la publicación de obras originales o traducidas al español que, algunas convertidas ya en clásicos, otras siendo meritorias obras ensayísticas, permiten construir un buen armazón teórico de cara al aquí y ahora y al futuro. Desde Barcelona, España, El Viejo Topo sigue hozando el camino a la revolución. A la única revolución verdaderamente consecuente.

Un título reciente editado por esta casa editorial es Atravesando el desierto: balance y perspectivas del marxismo en el siglo XXI (2015), de Miguel Manzanera Salavert, Doctor en Filosofía por la UNED con una tesis sobre la obra del filósofo comunista Manuel Sacristán, titulada Teoría y Práctica y dirigida por el catedrático y máximo especialista en nuestro país en Hege José María Ripalda (Comentario a la filosofía del espíritu de Hegel y Fin del clasicismo. A vueltas con Hegel, entre otras obras), Miguel Manzanera Salvert es profesor de Filosofía en el IE Meléndez Valdés, de Villafranca de los Barros, Badajoz, autor de la obra El periplo de la razón, sobre la historia de la filosofía musulmana, Coordinador del Área Programática de IU de Extremadura, y colaborador de Crónica Popular.

Atravesando el desierto es de esas obras que presentan, en sus páginas, un recorrido histórico totalizador de lo que el marxismo ha sido y es, pero también ontológico, sociopolítico e, incluso, “espiritual”, en el sentido hegeliano de la palabra. Como bien indica Manzanera Salavert, el marxismo es una escuela de pensamiento con más de 150 años ininterrumpidos de desarrollo, y eso es buena muestra de su éxito. Un éxito no exento de altibajos, claroscuros y momentos de absoluta falta de adaptación al momento que le tocó estar, momento en que podríamos incluir el aquí y ahora del 2015, salvo honrosas excepciones.

Para el autor de esta interesante y completa obra, el marxismo es una “ciencia”, aunque yo discrepo de utilizar este término para referir al marxismo, a la que considero una doctrina filosófica que ha podido influir, desde su concepción fuerte de la implantación política de la conciencia filosófica, en otros saberes de primer grado como son las Ciencias sociales y las Humanidades, además del poder político, único lugar desde el cual realizar la transformación social, aunque no basando solo el poder político en los poderes de Montesquieu, legislativo, judicial y ejecutivo.

Para Manzanera Salavert, el diálogo permanente entre el marxismo y la práctica social, una reformulación de la relación entre teoría y praxis que no es ajena, en absoluto, hacia todo verdadero sistema filosófico con coordenadas materialistas, es precisamente lo que se ha perdido después de la caída del bloque soviético en 1991. Un hundimiento político, económico y teórico que, aún todavía, muchos no han asimilado o no se han enterado de que ha ocurrido. Pero que Manzanera Salavert trata de solventar poniendo al día, en sentido holístico, a dicha escuela, tras su mayor derrota histórica.

Atravesando el desierto pasa por varios oasis, aquellos que permiten a su autor encontrar una brújula que, en su periplo personal, le sirven para dejar guijarros como muestra de la senda que ha transitado, disponible (si las arenas no los anegan de la superficie del desierto) para todos aquellos que anden todavía perdidos. Y lo hace con solvencia. Manzanera Salavert recurre a Manuel Sacristán, sobre quien hizo su tesis doctoral, como punto de inflexión del desarrollo del marxismo en España. Y lo hace enlazándolo con el marxismo previo a Sacristán, incluido el materialismo dialéctico (o Diamat), revisitando la “estructura teórica del materialismo histórico”, estructura inentendible sin su génesis, y reordenándolo todo de cara a acometer el camino hacia el porvenir.

Las partes más interesantes del libro, a mi juicio, son el capítulo V, titulado Crítica de la razón impura, donde enlaza lo previamente señalado con la concepción del hombre de sí mismo, de la naturaleza, la historia, la ecología (como nexo entre naturaleza y cultura según el autor) y la superación del capitalismo gracias a una economía ecológica de raigambre marxista; y la conclusión de la obra, “Ubi occisa fuit tertia pars hominum…”, en la que traza de manera esquemática las posibilidades del Género Humano tras todo el recorrido anteriormente analizado.

Salvo una cuestión coyuntural que considero incorrecta, como es afirmar que del Imperio Bizantino surgió el Islam, Manzanera Salavert ha trazado unas líneas que pueden seguirse o no, pero que, al menos, pueden ayudar a más de uno a encontrar guijarros, incluso en la oscuridad, que le lleven hacia un marxismo verdaderamente adaptado al mundo postsoviético en que vivimos, y que ya es para siempre. Al menos, lo reconoce con humildad el autor: “Puedo haberme equivocado, pero incluso aunque fuera así no me cabe ninguna duda de que el punto de vista del marxismo será una aportación importante para el futuro de la humanidad“.

Insisto en recomendar el libro Atravesando el desierto: balance y perspectivas del marxismo en el siglo XXI, editado por El Viejo Topoen este tumultuoso 2015 que ya termina. Se trata de una obra interesante desde la que entender el proceso histórico de desarrollo de una doctrina, el marxismo, que es una más, pero también mucho más, de las corrientes de pensamiento que, mal que bien, siguen funcionando en un mundo que sigue girando, adaptándose a una historia que no ha muerto ni morirá.